Accueil du site > autres > Entrevista a Nicola Bullard : "Hay esperanza si hay acción"

Entrevista a Nicola Bullard : "Hay esperanza si hay acción"

dimanche 1er septembre 2002, par Josefina Gamboa

"Nosotros no pensamos en términos de grandes conceptos a los que arribar, no queremos que se haga un cambio igual para todos, no queremos homogeneizar a las personas. Creemos que cada lugar tiene que inventar sus propios procesos de cambio, sus propios caminos de no exclusión. Hay fórmulas que pueden funcionar en algunos lugares y en otros no", sostiene esta estudiosa y activista que ha trabajado durante veinte años con sindicatos, organizaciones de mujeres, grupos de derechos humanos y agencias de desarrollo en Australia, Tailandia y Camboya. "Cada vez toma más forma la existencia de mundos paralelos que tienen sus propias instituciones, reglas y le dan un nuevo valor a la democracia -agrega-. Hay que reconceptualizar todo. El nuevo mundo es un trabajo en elaboración".

A cara fresca y pelo negro revuelto Nicola Bullard, lúcida y didáctica, habla con optimismo y absoluto compromiso sobre los temas que hoy cruzan el debate y la acción del movimiento antiglobal. Nació en Melbourne, Australia, pero trabaja desde hace una década en Bangkok, Tailandia, donde actualmente integra la organización Focus on the Global South, uno de los centros más serios de investigación sobre economía y procesos de cambio con los que cuenta el movimiento. Participó en el I y el II Forum Social Mundial integrando su Consejo Internacional y llegó a la Argentina llena de curiosidad y entusiasmo. Luego del reportaje se tomó media hora para entrevistar a la cronista y poner al día sus datos sobre Argentina, después de leer con impacto las noticias sobre la caída del salario y el redimensionamiento de la pobreza. Una catarata de agua helada en una mañana impúdicamente soleada.

¿Podría explicar el concepto "sur global" que da nombre a su organización ?

Hay un norte en lo que se considera el sur tradicional y un sur en lo que se llama comúnmente norte. En el llamado norte está la concentración del capital pero es en el sur donde se padecen las presiones de esos grandes grupos de capital, que arrasan con lo que sea para su supervivencia, haciendo que el mundo gire en torno a su concepto de mercado. El sur es, entonces, un concepto globalizado, que está en todos los países y que no reconoce fronteras. Una palabra que invoca una metáfora. Por eso nuestra agrupación globaliza el concepto de sur. Lo hace significando las zonas del mundo donde se vive la exclusión.

¿Cómo se puede terminar con la exclusión ?

Primero es una cuestión de mentalidad, de no intentar luchar por otro mundo supuestamente mejor que reproduzca exactamente los comportamientos de las estructuras de este modelo neoliberal, impulsado por el FMI, el Banco Mundial y los países ricos. Cada vez toma más forma la existencia de mundos paralelos que tienen sus propias instituciones, reglas y le dan un nuevo valor a la democracia. Hay que reconceptualizar todo. El nuevo mundo es un trabajo en elaboración.

¿Quiere decir que el objetivo en sí es un proceso constante ?

Absolutamente no. Este movimiento es muy nuevo y todavía está definiendo sus procesos pero sus objetivos son muy claros y sencillos. Lo digo entre comillas, pero su objetivo es la "libertad" de los individuos, del modo en que cada uno la imagine y la necesite. Nosotros no pensamos en términos de grandes conceptos a los que arribar, no queremos que se haga un cambio igual para todos, no queremos homogenizar a las personas. Creemos que cada lugar tiene que inventar sus propios procesos de cambio, sus propios caminos de no exclusión. Hay fórmulas que pueden funcionar en algunos lugares y en otros no.

Hay quienes dicen que ya es tiempo de dejar de realizar actos simbólicos como encuentros entre intelectuales y marchas de protestas y que es el momento de pasar a la acción. ¿Está de acuerdo ?

La acción ya existe. Aquí mismo lo podemos ver. Argentina es un buen ejemplo con sus asambleas de barrio, el movimiento de los piqueteros, las organizaciones de abajo. El punto en el que no hay que equivocarse como ha sucedido en el pasado es con el momento de llevar adelante la acción. Los que necesitan hacer las acciones las harán o dejarán pasar la oportunidad histórica de actuar, que es un modo de actuar. Creo que hay que respetar los tiempos de los que llevan adelante los procesos. No funciona provocar cambios que la gente todavía no puede o no quiere llevar adelante.

El gobierno de George Bush ha puesto al mundo a los pies de una guerra que ellos han denominado perpetua. ¿Cómo se lucha hoy por la paz ?

Dejando muy claro que la guerra que hoy se hace hombre a hombre, cuerpo a cuerpo, sigue representando un negocio para el neoliberalismo. Es siempre una cuestión de dinero. Las intervención a Kabul tiene los mismos objetivos que las que en otro tiempo tuvo la de Kosovo, hacer funcionar una maquinaria, concentrar el foco en un enemigo falso blanco. El único "negocio" posible es la paz.

Usted es una especialista en Asia ¿qué similitudes encuentra entre los procesos de los países asiáticos con los de América Latina ?

Primero tengo que destacar la diversidad que tiene cada uno de estos continentes para después animarme con una consideración muy general sobre sus similitudes y también sobre sus diferencias. Si bien muchos países de Asia funcionan sin las presiones del FMI o del Banco Central, sus gobiernos generan un esquema de mercado neoliberal tan fuerte como el de los grandes organismos mundiales. Hoy no hay país en el mundo que escape al esquema neoliberal. En cuanto a la diferencias, se me ocurre que la más evidente es que los países de Asia basan más su economía en el campo. Por ejemplo en China el ochenta por ciento de la población está involucrada en tareas agrarias. Y otra diferencia es su relación con el dólar. Me gusta pensar que tanto en un continente como en el otro se están abriendo caminos de mundos alternativos.

¿Usted es feminista ?

Si, creo que sí.

¿El movimiento ha recuperado la palabra "esperanza" como una posibilidad real ?

Sí, la ha recuperado en el momento en que la asoció inexorablemente a la palabra acción.

P.-S.

Equipo de prensa del FSM en Argentina

SPIP | | Plan du site | Suivre la vie du site RSS 2.0