Accueil du site > Ressources > El terrorismo es el patriarcado, y viceversa

El terrorismo es el patriarcado, y viceversa

mercredi 11 septembre 2002, par Josefina Gamboa

Desde la noche del 11 de septiembre pasado, nos dicen, como siempre, lo que hay que pensar : el mundo ya no será jamás como antes. Los Estados Unidos habían conocido el terror a domicilio. "Estados sinvergüenzas", entre ellos los aliados del ayer, decididamente no respetaban las reglas del juego geopolítico tal cual fueran instituídas por las grandes potencias.
A partir de allí, podíamos llegar a diferentes conclusiones : o bien, había que cambiar radicalmente las reglas de dicho juego, el cual no provoca más que catástrofes (conclusión adoptada por Las Penélopes, entre otras) ; o bien había que emplear medios aún más violentos para imponerlas.

Desde la noche del 11 de septiembre pasado, nos dicen, como siempre, lo que hay que pensar : el mundo ya no será jamás como antes. Los Estados Unidos habían conocido el terror a domicilio. "Estados sinvergüenzas", entre ellos los aliados del ayer, decididamente no respetaban las reglas del juego geopolítico tal cual fueran instituídas por las grandes potencias.
A partir de allí, podíamos llegar a diferentes conclusiones : o bien, había que cambiar radicalmente las reglas de dicho juego, el cual no provoca más que catástrofes (conclusión adoptada por Las Penélopes, entre otras) ; o bien había que emplear medios aún más violentos para imponerlas. En el primer caso, el mundo podía cambiar de forma positiva. En el segundo, no cambiaba ; continuaba su marcha hacia más discriminaciones y violencias.
El gobierno de Estados Unidos ha optado sin dudarlo por la segunda solución, sin que Europa le opusiera una resistencia real. Los enemigos del momento eran indefendibles, fue más fácil que nunca disfrazar la defensa de sus intereses de "cruzada" contre fuerzas oscuras. Sin ninguna vergüenza, las Afganas fueron tomadas como coartada : íbamos a liberarlas de sus opresores. Fueron muchas las que creyeron que el mundo no sería jamás como antes. Un año después, esperan todavía la mayor parte de la ayuda financiera prometida. ¿Para cuándo la reconstrucción, la democracia, el respeto de sus derechos ? Ya no es problema de los gendarmes del mundo cuyo interés ya se ha desplazado a otro lado.
Es habitual, cuando hay "shock" o "crisis", de llamar a los ciudadano-a-s a la disciplina : conviene poner en capilla críticas y reivindicaciones para aliarse a la "causa" del país (o del bloque geopolítico). El plan esta vez no ha funcionado del todo. En los mismos Estados Unidos, voces se levantan con el fin de denunciar la explotación del 11 de septiembre como justificación para alterar los derechos cívicos, enmascarar una política discriminatoria contra los pobres e imponer una vuelta al orden moral. Los movimientos sociales no aceptan su criminalización. Jamás habíamos visto un acercamiento tal de fuerzas de oposición, en el plano internacional. Pero se trata de no reproducir los esquemas impuestos por aquellos que combatimos.
Las mujeres, primeras víctimas de los conflictos, de las desigualdades, del retroceso de las libertades, sostienen también resistencias y alternativas. La experiencia de la solidaridad en lo cotidiano, para la supervivencia, ha inspirado iniciativas. Muchas mujeres en el mundo ya no quieren curar las heridas y suplir las urgencias, sino convertirse en fuerzas de propuesta. Tienen las competencias : basta con escuchar sus voces.
Es este análisis feminista del liberalismo que Las Penélopes defienden. ¿Cómo construir un mundo justo, si el sistema de dominación más extremo – el patriarcado- continúa reinando en la primera célula social, la familia ? ¿Cómo combatir las exclusiones, si la mitad de la humanidad está privada de decisiones ? ¿Cómo poner fin a la explotación, si toleramos que el cuerpo de las mujeres sea considerado como una mercadería ? El orden mundial, es decir el liberalismo, está construido sobre el orden patriarcal. A partir de la primera desigualdad mujeres/hombres pueden desarrollarse todas las opresiones, todos los sistemas de dominación. No nos quedemos en la trampa de esta división ancestral ! Otro mundo es posible, sí – si es plural !

en français
in English

P.-S.

Las Penélopes – 11 de septiembre de 2002

SPIP | | Plan du site | Suivre la vie du site RSS 2.0